Los gobernadores de
Wisconsin, Illinois y Michigan han declarado la emergencia debido a los serios
riesgos para la vida de las personas. En Minneapolis, Milwaukee, Chicago y
Detroit las autoridades hacen esfuerzos por dar refugio a los desamparados. Al
menos seis muertes se han vinculado a las gélidas temperaturas.
UNIVISION
Minnesota.- La ola invernal más
fría en años que está afectando gran parte del país ya no solo deja registro
histórico, sino que además ha dejado varios muertos y pone en serio riesgo la
vida de millones, por lo que las autoridades tomarán medidas extraordinarias
para proteger a personas desamparadas y vulnerables del clima extremo.
Desde Minnesota a
Michigan, los duros efectos de esta ola de frío comenzaron a sentirse este
miércoles y así permanecerán en los próximos días, según avanza hacia la costa
este. Se calcula que cerca de 90 millones de personas estarán con temperaturas
por debajo de 0 grados Fahrenheit (-17 C) y de ellos, 25 millones padecerán
temperaturas de -20 F (-28 C), según anunció el Servicio Nacional de
Meteorología.
Escuelas cerradas, caos
en las carreteras o el servicio postal cancelado eran algunos de los efectos de
la ola de frío, que promete dejar temperaturas históricamente bajas. Además,
las difíciles condiciones climáticas generadas por la ola invernal han obligado
a la cancelación de más de 2,200 vuelos en todo el país, de acuerdo con la
página de monitoreo de vuelos Flight Aware. Más de 3,200 vuelos han
experimentado retrasos por la misma causa.
Al menos seis muertes
han sido relacionadas con las bajas temperaturas: entre estas un hombre que
murió al ser atropellado por una barredora de nieve en el área de Chicago, una
joven pareja que viajaba en una camioneta que murió al chocar contra otro
vehículo en un camino cubierto de nieve en el norte de Indiana y un hombre de
Milwaukee que fue encontrado congelado en su garaje. En Michigan fueron
hallados dos cuerpos más en la intemperie.
Una “seria amenaza para la salud”
Según las previsiones,
este miércoles los termómetros podrían bajar hasta los -33 grados Fahrenheit,
lo que llevó a los gobernadores de Wisconsin, Illinois y Michigan a declarar
emergencias en sus estados.
Las temperaturas se
desplomaron hasta los -26 Fahrenheit en Dakota del Norte, con vientos gélidos
de hasta -62 Fahrenheit (-52 centígrados) en Minnesota. En Wisconsin e Illinois
se registran temperaturas similares.
El gobernador de
Illinois, J.B. Pritzker, declaró este martes zona de desastre en el estado en
anticipación de la “seria amenaza para la salud”, con el fin de
responder y dar respuesta más eficiente a las necesidades de los gobiernos
locales durante “este evento climático extremo”.
“Se avecinan
temperaturas potencialmente históricas”, dijo Pritzker en un comunicado,
donde exhortó a los habitantes a protegerse.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *