Raymond Tejeda
Julián Yan
LA ROMANA. El Salón de la Fama de los
Deportistas Romanenses anunció la elección de los primeros deportistas a ser
reconocidos con la inmortalidad, en su VII Ceremonial que tendrá lugar el
domingo 1 de septiembre, en el auditorio de la Alianza Juvenil de esta ciudad.
Carlos Morales Troncoso
La elección de los deportistas al Salón de la
Fama fue anunciada por su presidente, el doctor José Reyes, quien dijo que es
la primera avanzada de 12 personalidades destacadas en el ámbito histórico de
las actividades deportivas de la provincia oriental y el país, que serán
inducidos a la inmortalidad deportiva.
 “Tenemos
el honor de informarles que el ex jugador de béisbol profesional Julián Yan
encabeza nuestra primera escogencia, que completan Carlos Morales Troncoso
(propulsor-fallecido), Dora Thomas (softbol) y Ricardo Torres (voleibol), como
nuestros primeros elegidos para el Ceremonial 2019”.
Julián Yan fue firmado para el
profesionalismo por el fallecido escucha Epifanio Guerrero. Inició su carrera
con los Caimanes del Sur y luego llegó a los Azucareros del Este, donde de
inmediato se convirtió en uno de sus mejores jugadores tanto a la ofensiva como
en la defensa, ganándose el apodo de “La Escoba Humana”.
Ricardo Torres
Yan fue escogido Jugador Más Valioso en la
serie final del primer campeonato que ganaron los Toros del Este en la
temporada 1994-1995, y luego en la segunda corona obtenida por el colectivo
romanense en la estación 2010-2011, fungió como asistente del dirigente Dean
Treanor.
Hasta el momento es el líder en
cuadrangulares de la franquicia taurina con 31 y ocupa el puesto número 11 en
el listado de todos los tiempos en la pelota local con 44 batazos de vuelta
completa.
Yan, aunque no pudo establecerse a nivel de
grandes ligas, fue un azote en los circuitos minoritarios, en las ligas de
México, Korea, donde conjuntamente con la liga dominicana computa más de 400
jonrones, más de 1,300 carreras remolcadas, más de 1,000 anotadas y más de
2,000 hits.
Carlos Alfredo Miguel Morales Troncoso,
ingeniero químico graduado en la Universidad Estatal de Luisiana en los Estados
Unidos, fue un gran propulsor de los deportes, contribuyendo a su auge en la
provincia de La Romana y el país, sobre todo al softbol, boxeo, golf y tenis de
campo, a través de sus funciones en la empresa Central Romana Corporación,
siendo además parte importante en la obtención de la franquicia de los
Azucareros del Este.
Ocupo diversas funciones privadas y públicas,
entre las que sobresalen su condición de Vicepresidente de la República. Fue
presidente del Central Romana, director del Consejo Estatal del Azúcar (CEA),
embajador ante los Estados Unidos, además de Canciller de la República.
Dora Thomas Santana procede de una familia de
deportistas romanenses. Su padre Raymundo Thomas fue un gran jugador de béisbol
del equipo Papagayo y su hermano menor, Guillermo Thomas se destacó en béisbol
y fue selección nacional de softbol.
Dora empezó a practicar softbol a la edad de
15 años, mostrando de una vez habilidades en el manejo del bate, como cuarto en
el orden de bateo y defendiendo la primera base. Fue la primera mujer y
posiblemente la única en sacar la pelota por el jardín central en el estadio
Issa Zorob. Fue selección de la Región Este y la Selección Nacional,
representando al país en la década de los años sesenta.
Ricardo Alfredo Torres Encarnación inicio su
vida de atleta en el voleibol, destacándose en los eventos escolares en
representación del Colegio Santa Rosa De Lima.
En torneos locales, provinciales y regionales
enseñó su condición de potente rematador, lo que le llevó a jugar en los
torneos del Distrito Nacional con el club Los Prados y en eventos
interuniversitarios con la Universidad Pedro Henríquez Ureña, donde se graduó
de ingeniero en sistemas.
Participó de manera destacada en la selección
de voleibol de la Región Este, en los Juegos Deportivos Nacionales San Pedro
1983 y con la Selección Nacional en el Torneo Norceca Juvenil 1984 celebrado en
Nicaragua, como sexteto del equipo, obteniendo medalla de bronce. En el año
1986 de nuevo participa en un Torneo Norceca, esta vez en San Juan Puerto Rico,
donde el país ocupo el cuarto lugar y Torres fue seleccionado en el equipo
“Todos Estrellas” de la justa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *