Por Maeve Reston, Análisis De Stephen Collinson

 


(CNN) — El vicepresidente de
Estados Unidos, Mike Pence, trató de defender el historial del presidente
Donald Trump frente a la senadora Kamala Harris durante el debate
vicepresidencial del miércoles.

Sin embargo, a menudo pintó una imagen que no concordaba con la realidad
de los últimos cuatro años.

Pence, quien trabaja para un presidente que miente con frecuencia, acusó
a Harris de no ser sincera cuando les dijo a los votantes que si tenían una
condición de salud preexistente «vendrán por ustedes».

Minuto a minuto: Debate
vicepresidencial entre Kamala Harris y Mike Pence

«Senadora Harris, usted tiene derecho a tener su propia opinión, pero no
tiene derecho a tener sus propios hechos», dijo Pence, en una frase
increíblemente descarada dadas las circunstancias.

En otro momento, Pence –mientras criticaba a Harris y Biden por eludir
repetidamente si están de acuerdo o no con los llamados de algunos demócratas
para agregar más jueces a la Corte Suprema con el objetivo de contrarrestar una
mayoría conservadora– dijo que el pueblo estadounidense tendría que votar por
Trump en noviembre para respetar una separación constitucional de poderes.

Sin embargo, la administración Trump ha bloqueado las investigaciones de
los demócratas en el Congreso en múltiples ocasiones, imponiendo con frecuencia
el privilegio presidencial y negándose a reconocer que el Congreso tiene una
rama de gobierno igualitaria.

Encuestas

Pence hizo todo lo posible para hablar positivamente del tiempo que
lleva Trump en el cargo en un momento en que la carrera electoral parece estar
alejándose del presidente.

Una encuesta de CNN publicada el martes muestra que Trump va por detrás
por 16 puntos a nivel nacional y su manejo de la pandemia de coronavirus, el
desafío más crucial para el país desde la Segunda Guerra Mundial, está
recibiendo un intenso escrutinio después de su propio diagnóstico con covid-19
de la semana pasada.

Pence intentó afirmar que Trump ha creado una economía fuerte sin
reconocer su colapso en los últimos meses; promocionó su proeza en lograr
acuerdos internacionales, particularmente con respecto a Israel y el Medio
Oriente, mientras ignoraba el creciente aislamiento estadounidense de sus
aliados tradicionales en el extranjero, y destacó la postura de Trump sobre el
comercio mientras el déficit comercial del país está en su punto más alto en 14
años.

Transición pacífica

Quizás el momento en el que Pence pareció estar más en línea con el
comandante en jefe fue cuando se negó a comprometerse con una transferencia
pacífica del poder, como lo hizo su jefe en el primer debate presidencial la
semana pasada.

Cuando se le preguntó qué haría si Trump se negara a aceptar el
resultado de las elecciones, Pence dijo que creía que Trump ganaría en
noviembre.

«Cuando habla de aceptar el resultado de las elecciones, debo decirle,
senadora, que su partido ha pasado los últimos tres años y medio tratando de
revocar los resultados de las últimas elecciones. Es asombroso», dijo Pence

Después lanzó ataques contra las investigaciones sobre Rusia y Ucrania
que llevaron al juicio político de Trump el año pasado.

«Creo que vamos a ganar esta elección, el
presidente Trump y yo luchamos todos los días en los juzgados para evitar que
Joe Biden y Kamala Harris cambien las reglas y creen una enorme oportunidad
para el fraude electoral. Si tenemos una elección libre y justa, tendremos
confianza en ella».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *