Por: 
Agencia EFE – SIN

MIAMI.- Los libros relativos al racismo, la
justicia racial y el movimiento Black Lives Matter están, junto a los de
temática LGBT, entre los que fueron más censurados de alguna manera en EE.UU.
en 2020, según la Asociación de Bibliotecas del país.

La ALA (American Libray Association) publicó
como todos los años por estas fechas su lista de libros retirados de las
estanterías o con acceso restringido, entre otras maneras de censurarlos, lo
que denomina «libros cuestionados».

Son libros que abordan temas
«controversiales», dice a Efe la puertorriqueña Loida García-Febo, que fue
presidenta de ALA y hoy encabeza un comité relativo a la mujer en esa entidad.

La buena noticia del 2020 es que hubo menos
«cuestionamientos».

Como los que más piden censurar libros son
los padres con hijos en edad escolar quizá el descenso se debió al
confinamiento y el cierre de las clases durante la pandemia, apunta
García-Febo.

Según el informe que elabora la Oficina de
Libertad Intelectual (OIF, en inglés) de ALA, hubo 273 «cuestionamientos» de
libros y materiales impresos, mientras que en 2019 fueron 566.

El número uno de la lista es «George», de
Alex Gino, un libro de temática LGBT que fue cuestionado, prohibido y
restringido, porque no refleja «los valores» de la comunidad.

El segundo «Stamped: Racism, Antiracism, and
You», de Ibram X. Kendi y Jason Reynolds, corrió la misma suerte, debido a
comentarios públicos de sus autores, incluir menciones a incidentes de una
manera sesgada y no contemplar el racismo en general.

«Something Happened in Our Town: A Child’s
Story About Racial Injustice,» un libro ilustrado de Marianne Celano, Marietta
Collins y Ann Hazzard, utiliza «un lenguaje diviso» y promueve opiniones en contra
de la policía, según los que pidieron censurarlo.

Entre los libros «cuestionados» por motivos
raciales está un clásico, «To Kill a Mockingbird» (1960) de Harper Lee, en este
caso alegando el uso de epítetos raciales y que el hecho de que el personaje
principal sea blanco -un abogado que defiende a un afroamericano acusado de
violación de una mujer blanca- tiene un efecto negativo en los estudiantes.

Dos libros de autores consagrados, «Of Mice
and Men», de John Steinbeck, por estereotipos raciales, y «The Bluest Eye» de
Toni Morrison, por contenido sexual explícito, están en la lista de OIF
correspondiente al año pasado.

«All American Boys,» de Jason Reynolds y
Brendan Kiely; «Speak» by Laurie Halse Anderson; «The Absolutely True Diary of
a Part-Time Indian», de Sherman Alexie, y de «The Hate U Give», de Angie
Thomas, también están en la lista de los diez más cuestionados.

Con motivo de la Semana Nacional de las
Bibliotecas, ALA publicó un informe sobre cómo afectó la covid-19 a las
bibliotecas y cómo se resolvió una situación sin precedentes para seguir
funcionando pese a su cierre físico y suplir el vacío producido por el cierre
de las librerías.

En el informe se destaca el papel que jugaron
las bibliotecas para salvar la brecha digital y ayudar a familias, comunidades
de bajos recursos o marginales, estudiantes y habitantes del medio rural en las
interacciones y el aprendizaje en línea.

También señala que los bibliotecarios
debieron luchar contra la desinformación y la información falsa en torno al
covid-19 y la xenofobia, «especialmente sinofobia (fobia a lo chino)» que
despertó.

A lo largo de 2020 debieron responder a mala
información sobre las vacunas, el censo, el Movimiento Black Lives Matter y las
elecciones presidenciales, agrega.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *