El Tratado de Paz, Amistad Perpetua y Arbitraje
fue firmado en 1929 entre los dos países prohíbe en su artículo número 10 las
obras que afecten los flujos o el curso de los ríos transfronterizos. El
gobierno haitiano ha ordenado construir un canal para aprovechar las aguas del
Masacre cuando penetra a su territorio.

YADIMIR CRESPO / ROSMERY MÉNDEZ VARGAS – Listín
Diario

Santo Domingo, LD.- Un tratado que rige desde
hace más de 90 años prohíbe que Haití o República Dominicana hagan obras que
desvíen el curso de alguno de los ríos que corren entre ambas naciones.

Para finales de la década de 1920 ya se
establecían regulaciones para el uso de los recursos acuíferos com­partidos
entre República Dominicana y Haití, como es el caso del río Masacre.

Se trata del Tratado de Paz, Amistad Perpetua
y Arbitraje firmado en 1929, cuyo artículo número 10 prohíbe las obras que
afecten los flujos o el curso de los ríos transfronterizos.

Pese a esto, el gobierno de Haití proyecta
construir un canal de riego para suplir de agua a agricultores y personas en
sus hogares provenientes del río Masacre, el cual divide a la Provincia
Dajabón, en el lado dominicano, del Departamento Nordeste, en el lado haitiano.

“Debido a que ríos y otros cursos de agua
nacen en el territorio de un Estado y corren por el territorio del otro o
sirven de límites entre los dos Estados, ambas partes contratantes se comprometen
a no hacer ni consentir ninguna obra susceptible de mudar la corriente de
aquellas o de alterar el pro­ducto de las fuentes de estas”, cita el primer párrafo
del referido tratado.

En su segundo párrafo este acuerdo, firmado
con Haití el 20 de febrero de 1929 por el presidente do­minicano Horacio Vásquez,
no prohíbe el consumo del agua de forma equitativa en su propio territorio para
la irrigación, la agricultura o la industria.

“Esta disposición no se podrá interpretar en
el sentido de privar a ninguno de los dos Estados del derecho de usar, de una manera
justa y equitativa, dentro de los límites de sus territorios res­pectivos,
dichos ríos y otros cursos de agua para el riego de las tierras y otros fines
agrícolas e industriales”, expresa el documento.

Es decir, que si bien los dominicanos y haitianos
pueden utilizar equitativamente el agua para el riego o irrigación; lo firmado
en el acuerdo prohíbe desviar el curso del río.

La construcción del canal a orillas del río
Masacre fue identificada a unos 58 me­tros de la línea fronteriza, en el lado
haitiano.

Abinader espera salida

Ayer el presidente Luis Abinader afirmó que
está seguro de que se buscará una solución que no perjudique a República
Dominicana ni a Haití, con la intención del vecino país de canalizar el río
masacre, que nace en territorio dominicano.

Abinader respondió las declaraciones del
vicego­bernador del departamento Noroeste de Haití, Louis Joseph, quien aseguró
que nadie puede impedirle hacer uso de las aguas del río Masacre que se encuentran
en su territorio. El mandatario dijo, al en­cabezar un acto en el Palacio
Nacional, que tiene entendido que se ha dialogado con las instituciones
pertinentes en este tipo de situaciones y que las auto­ridades dominicanas ejecutarán
las leyes de acuerdos internacionales en ese aspecto, para que no perjudique a
las dos naciones.

No obstante, ayer fue suspendida una reunión
que celebrarían a las 10:00 de la mañana de hoy en Dajabón, donde las
autoridades dominicanas y haitianas volverían a debatir el tema.

Canalizar río Masacre

El vicegobernador del Departamento Noroeste
de Haití, Louis Joseph, dijo que canalizarán este afluente porque necesitan
suplir de agua a personas en sus hogares y agricultores.

Pidió comprensión a los dominicanos para
ejecutar el proyecto, pero indicó que han encontrado oposición de sectores y
autoridades dominicanas, asegurando que el proyecto se llevará a cabo le guste
o no a República Dominicana.

Río Masacre.

El río Masacre nace en la montaña Pico del
Gallo, en Loma de Cabrera, provincia Dajabón, en territorio dominicano. Luego
penetra al territorio haitiano y desemboca en la bahía de Manzanillo, Monte
Cristi, te­rritorio dominicano.

Recurso hídrico.

El valor de este recurso hídrico se
encuen­tra en que sus aguas son utilizadas para el abastecimiento y la
agricultura, de forma especial en el uso agrícola y doméstico para agua
potable.

El Presidente.

Abinader expresó ayer en el Palacio: “Lo que
tengo entendido es que hay una posición abierta totalmente del Gobierno
haitiano y nosotros también, y en ese aspecto estoy seguro de que se buscará
una solución para ambas partes”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *