Por Giannella Perdomo Pérez

Hijo del matrimonio formado por los
señores Eugenio Perdomo Ramírez y Dolores Quisqueya Pérez, quienes procrearon a
Otto Virgilio, las mellizas Irahiza y Giannella, Virgilio Eugenio y Elia
Celeste Adriana. Sus hermanos Otto Virgilio e Irahiza vivieron pocos meses. Su
padre, Eugenio Perdomo Ramírez, participó en el Movimiento clandestino 14 de
junio; detenido el 25 de enero de 1960, en Santiago de los Caballeros,
estrangulado días posteriores en la casa de torturas, denominada “La 40”.

Virgilio Eugenio nació en La Romana, el
23 de noviembre de 1943, donde también recibió las Aguas Bautismales en la
Iglesia ¨Santa Rosa de Lima¨.

A principios de la década de los años
´50, debido al trabajo de su padre y por breve período, la familia se traslada
a San Pedro de Macorís. Por iguales motivos, Virgilio Eugenio y su familia
viven una corta temporada en Santo Domingo (Ciudad Trujillo), con residencia en
el 3er. Piso del Edificio ¨La Ópera¨, sito en la calle Duarte, frente al otrora
cine ¨Rialto¨.

Durante el período 1952-1963, los
Perdomo Pérez, fijan su residencia en la ciudad de Santiago de los Caballeros.
En la Catedral de Santiago Apóstol El Mayor, recibe la Primera Comunión.

Su perfil:

Extremadamente pulcro, además de
presumido; cariñoso, emotivo y excelente familiar, disfrutaba de sentirse
querido. Tímido, fiel amigo, solidario con quienes padecían injusticias,
actitud humana que aborrecía. De decisiones firmes y gran valentía. Creativo,
perseverante y de brillante inteligencia. Heredada de su progenitor, la
hipocondría se destacaba como una sus debilidades.

Sus estudios:

La Romana sirvió de marco para el inicio
de sus estudios primarios, en la ¨Escuelita Particular de Tía Naná¨, propiedad
de Adriana Perdomo Ramírez, tía paterna, ciclo escolar que finaliza en la
Escuela ¨Ercilia Pepín¨, propiedad de doña Angélica Pepín, hermana de la
ilustre educadora Ercilla Pepín. Posteriormente cursa la educación intermedia
en el Colegio ¨Cibao¨, dirigido por doña Herminia Heureaux, hija del Presidente
¨Lilís¨, también su propietaria. Ingresa al Liceo Secundario ¨Ulises Francisco
Espaillat¨, donde se gradúa como Bachiller en Ciencias Físicas y Matemáticas.
Estudioso por naturaleza, también obtuvo títulos en Ciencias Naturales y
Filosofía .

Estudios universitarios:

Ingresa a la Universidad Autónoma de
Santo Domingo (UASD) (1963)para cursar la carrera de Economía, disciplina que
suspende y se transfiere a la Facultad de Ciencias Agronómicas y Veterinarias.
Su gran amor a los animales, sobre todo a los perros, le inclina hacia estas
ciencias, la que no concluye debido a sus compromisos en la lucha política.

Sus deportes y otras actividades:

Como todo joven de su época, practicaba
la gimnasia y los ejercicios físicos; también gustaba de jugar basket-ball en
la cancha del Liceo, deporte de su preferencia. 
En la universidad, aprende y practica artes marciales.

Sus amores:

En sus años de adolescencia Anny Valdez,
quizás su primera novia conocida.  Tiempo
después de finalizada esta relación, surge el noviazgo con Gilda Matilde
Contreras, cuya familia, -Gilda Contreras y Pericles Franco, entre otros- tenía
estacada participación como opositora al gobierno de Rafael Leónidas Trujillo.  En Cuba, donde viajó a principios del 1967,
bajo las directrices de la Agrupación Política 14 de Junio (1J4), mientras
desarrollaba el programa de entrenamiento, junto a otros compañeros, con
Amarilis nueva vez llega el amor.

Su boda; su hijo:

El 10 de octubre de 1970, en la ciudad
de Santo Domingo, contrae nupcias con Milagros Battle Pons, hija de los señores
Rafael Battle y Catalina Pons, familia oriunda de La Romana, luchadora y
defensora de los mejores intereses de la patria, de cuya unión nace Eugenio
Ernesto.

Su labor política:

Virgilio Eugenio, en Santiago de los
Caballeros, participa en las actividades organizadas por la Unión Cívica
Nacional (UCN); miembro fundador y

dirigente destacado de la Asociación
Nacional de Estudiantes Secundarios (ANES-1962) además de la Unión de
Estudiantes Revolucionarios (UER).

Junto a otros compañeros, organiza y
dirige una marcha estudiantil por la libertad de los presos políticos. Terminados
sus vínculos con la Unión Cívica Nacional, ingresa a las filas de la Agrupación
Política 14 de Junio (1J4).

En el campus universitario, participa en
la huelga creada por la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), llevada a
cabo en su Alma Máter. En esta etapa conoce a Diomedes Mercedes, con quien
desarrolló una hermosa amistad.  Se
integra a la Guerra de Abril (1965) y en su posición de dirigente activo de la
referida Agrupación Política, cae prisionero en el intento de asalto a la
Fortaleza de San Francisco de Macorís. Puesto en libertad, y a consecuencia de
la muerte de Manuel Aurelio Tavárez Justo (Manolo Tavárez-1963) y demás
dirigentes del 1J4, asume posición de mayor responsabilidad política. En Cuba,
forma parte del grupo ¨Los Palmeros¨. Posteriormente, retornando al país,
conjuntamente con Amaury Germán Aristy, forman ¨Los Comandos de la
Resistencia¨. Virgilio Eugenio, dirigente de los Comandos de la Resistencia, es
responsabilizado (1970) para crear las condiciones del desembarco que dirigiría
el Coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, que tendría lugar en las
proximidades de Azua.

A su regreso de Cuba, -1968- en casa de
su madre, es detenido y conducido a la penitenciaría “La Victoria”, donde
permaneció por varios meses. Junto a sus compañeros de prisión y sin mayores
opciones, les fue necesario recurrir a la estrategia de la huelga de hambre, en
la que se mantuvieron firmes 41 días. Alcanzadas las metas y tras ser acusado
de asaltar una sucursal bancaria del The Royal Bank of Canadá, al término de
esta jornada, obtuvo su libertad bajo fianza.

El gobierno del Dr. Joaquín Balaguer, en
diciembre de 1971, desarrolla una campaña persecutoria contra ¨Los Comandos de
la Resistencia¨, quienes acusados, entre otras acciones delictivas, de atracos a
mano armada a instituciones bancarias del país, Virgilio Eugenio y sus
compañeros Amaury Germán Aristy, Ulises Cerón Polanco y Bienvenido Leal Prandy
(La Chuta), logran romper el cordón militar que demarcaba los límites de la
ciudad, organizado como medida represiva y persecutoria, en contra de los
mismos, y se albergan en una vivienda ubicada en las inmediaciones del
kilómetro 14½ de la autopista ¨Las Américas¨, lugar donde las fuerzas armadas
dominicanas y efectivos militares norteamericanos, incluyendo un avión provisto
de luces infrarrojas, detectan el grupo la madrugada de 11 de enero. 12 de
enero de 1972. Junto a Amaury, y posterior a la muerte de éste, Virgilio
Eugenio fallece en horas de la tarde, en la denominada ¨cueva¨, luego de
largas, aciagas y valientes horas de lucha, conforme a la declaración que
hiciera por radio Ramón Emilio Jiménez, exclamando: “¡C..o, la fiesta ya
terminó: cayó Perdomo!”.

Mientras se desarrollaba el combate,
desigualmente armado por los grupos en contienda: Fuerzas Armadas Dominicanas y
efectivos militares norteamericanos Vs Amaury, Virgilio, Ulises y La Chuta,
familiares y amigos hicieron contacto con el Nuncio Apostólico de aquel
entonces, Monseñor Luciano Storero, tratando de buscar la vía para gestionar
ante el Gobierno del Dr. Joaquín Balaguer, el cese de esa cacería humana. Dada
la negativa del Gobierno, ¨Los Palmeros¨: Ulises, La Chuta, Amaury y Virgilio,
coronaron sus frentes con estrellas.

Los cadáveres, luego de las gestiones
que hicieran determinadas personalidades del momento, fueron entregados a los
familiares. Sus cuerpos reposan en una tumba común, en fosas separadas, en el
Cementerio de la Avenida Máximo Gómez.

Fotos: 1. Virgilio Perdomo 2. Con su
madre y hermana en el césped de la iglesia Santa Rosa  3. Con su esposa Milagros Battle y su hijo
Virgilio Ernesto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *