Vía N Digital

El titular de la Procuraduría
Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), Wilson
Camacho, mostró su descontento la con la decisión del juez Deiby Timoteo
Peguero de variar la medida de coerción de prisión preventiva a domiciliaria a
Alexis Medina, hermano del expresidente de la República Danilo Medina, y varios
imputados en el caso Anti Pulpo.

Camacho indicó que la variación
de la medida condiciona el hecho de que el proceso Anti Pulpo es un caso
“blindado”, por lo que a su entender, el juez debió enviar el proceso a juicio
y aplicar las sanciones que corresponden a cada uno de los imputados.

“En modo alguno esto condiciona
el hecho de que esto es un proceso blindado y que nosotros estamos más que
convencido las altas cantidad de evidencias que hemos presentando, se deberá
enviar este proceso a juicio, y de ahí aplicarse las sanciones correspondientes
a cada uno de los imputados”, dijo CCamacho.

El procurador adjunto señaló que
a partir de esta decisión, se podía sentar un mal precedente en la justicia de
la República Dominicana ya que todos los casos que sean declarados complejos,
tendrán la opción de terminar igual.

“Pareciera que se está asumiendo
la lógica de que cualquier proceso que se declarado complejo, es igual y eso no
es así. Estos procesos que nosotros estamos presentando ante los tribunales
simple y llanamente no tienen precedentes en la República Dominicana”, dijo.

Los imputados en el caso
Antipulpo Alexis Medina, Fernando Rosa y José Dolores Santana pasarán a estar
en arresto domiciliario después de que el juez Deiby Timoteo Peguero, séptimo
Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, variase la medida de coerción
de prisión preventiva impuesta a estos encausados.

Asimismo, el magistrado dispuso
que Medina deberá pagar 60 millones de pesos bajo aseguradora, mientras que a Rosa
y a Santana les impuso pagos de 30 y 20 millones, respectivamente, y a todos
ellos se les colocará grillete electrónico, tendrán impedimento de salida y
presentación periódica.

Esta misma mañana, el juez aplazó
hasta el próximo 10 de octubre la audiencia preliminar contra los acusados en
el supuesto entramado de corrupción, cuyo principal imputado es Alexis Medina,
hermano del expresidente Danilo Medina.

Este es el séptimo aplazamiento
de la audiencia, que en esta ocasión fue adoptada debido a la ausencia de uno
de los imputados, el exresponsable de la Oficina de Ingenieros Supervisores de
Obras del Estado (Oisoe) Francisco Pagán, infectado de covid-19, según sus
abogados.

Por este caso el Ministerio
Público acusó en febrero pasado a 27 personas físicas y 21 compañías mediante
un extenso expediente por corrupción y lavado de activos de unas 3,500 páginas.

El proceso también se sigue
contra Carmen Magalys Medina, que aprovechó sus lazos familiares con el
entonces presidente Danilo Medina y su posición de vicepresidenta del Fondo
Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper) para delinquir dentro del
entramado de corrupción encabezado por su hermano Alexis Medina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *