Ramón Cruz Benzán

Santo Domingo, LD.- Como parte de los eventos
que ocurren alrededor del caso de Alexis Medina Sánchez, un elemento destaca y
explica curiosidades y hasta las paradojas que les toca vivir a los seres
humanos, en un vaivén de cosas que traen sus sorpresas, algunas agradables,
otras amargas.

Medina Sánchez, figura central en el
expediente del caso Antipulpo, tenía, presuntamente, un contrato con la
Procuraduría General de la República para administrar el negocio de los
grilletes electrónicos, siendo justo el quien ahora tendrá que pasar un tiempo
sujeto, y en efecto vigilado, a este dispositivo.

A la vez, Alexis Medina tendrá que pagar, por
el porte de este aparato, 2,000 dólares de inicial a la compañía Monitoreo
Dominicana. Según el ministerio público, este imputado quería sustituir esa
entidad por una compañía creada para esos fines.

Al igual que Alexis Medina, los imputados del
caso Antipulpo, Fernando Rosa, José Dolores Santana y Wacal Bernabé Méndez,
deberán pagar igual monto de dinero en dólares para el porte de los brazaletes. 

Esto, sin contar con el pago de tres meses
por adelantado, 560 dólares por mes, aparte de la instalación del dispositivo,
que es un pago similar.

Semejante situación ocurre luego de que el
juez Delby Timoteo Peguero, del Séptimo Juzgado de la Instrucción del Distrito
Nacional, dispusiera la colocación de los brazaletes electrónicos a los
imputados, y arresto domiciliario.

Además, el tribunal le impuso el pago de una
fianza de 60 millones de pesos a Alexis Medina, 30 millones a Fernando Rosa y a
José Dolores Santana y Wacal Bernabé Méndez, el pago de una fianza de 20
millones de pesos cada uno, todo bajo la modalidad de contrato. Además de
impedimento de salida del país y presentación periódica.

El abogado Carlos Salcedo, que encabeza el
consejo de defensa de Alexis Medina, dijo que ya fue pagada la fianza a la
compañía aseguradora y de la colocación del grillete electrónico, para
gestionar la salida de su cliente.

Durante el conocimiento de las medidas de
coerción,  Yeni Berenice Reynoso reveló
que una de las empresas de Alexis tenía un contrato exclusivo con la
Procuraduría.

Un “tumbe” a Monitores

habla Yeni. Alexis “tumbó” a la empresa
Monitoreos Dominicanos para que no continuara vendiendo los grilletes a la
Procuraduría, y así “introducir los de su entramado comercial”, dijo Yeni
Berenice Reynoso en una audiencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *