Por Redacción El Economista

Del 2017 al 2021, México recibió un promedio
de 3,015 millones de dólares anuales de Inversión Extranjera Directa en el
sector de fabricación de partes para vehículos automotores y en el 2021 la
cifra fue de 3,552 millones de dólares.

El avance está motivado por las nuevas reglas
que contemplan un mayor contenido regional automotriz en el T-MEC y por el
impulso de la relocalización de manufacturas hacia México; nuevas inversiones
apuntan a la electromovilidad, destaca la industria

La industria de autopartes prevé que al
cierre de este año habrá arribado al país un monto récord de inversiones de
4,000 millones de dólares en medio del fenómeno de relocalización de
inversiones (nearshoring) y las ventajas competitivas ofrecidas por el T-MEC,
lo que le permitirá a México dar un salto para la manufactura enfocada a la
electromovilidad.

Francisco González Díaz, presidente de
Industria Nacional de Autopartes (INA) precisó que la llegada de capitales
responde a la demanda del mercado de Norteamérica (Estados Unidos y Canadá)
para la transición en la producción de autos de combustión a eléctricos.

En el marco de la edición 20 del Congreso
Internacional de la Industria Automotriz en México (CIIAM), González Díaz
informó: “las empresas que están llegando están enfocadas fuertemente en la
electromovilidad”.

Las inversiones son prometedoras, abundó en entrevista,
ya que se instalan proveedores India, Malasia y Vietnam, así como de China.
aunque, agregó, los capitales europeos también destacan, como parte del
incremento de valor en el contenido regional que estipula el Tratado entre
México, Estados Unidos y Canadá T-MEC. Eso ha ayudado y muchos tienen que venir
aquí, se está regionalizando el mundo y eso significa que vengan a producir en
México”, acotó.

El T-MEC, que entró en vigor el 1 de julio de
2020, incluyó una serie de cambios en las reglas de origen para el sector
automotriz. El acuerdo exige que 75% del contenido de un vehículo (70% en el
caso de los camiones pesados) se produzca en Norteamérica, y que las piezas
básicas de los automóviles procedan de Estados Unidos, Canadá o México.

Tras un período de introducción que
finalizará en 2023 para los vehículos y en 2027 para los camiones, sólo las
mercancías que cumplan estos requisitos tendrán acceso libre de aranceles.

El presidente de la INA recordó que, desde el
arranque del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la
industria captaba inversiones por 1,000 millones de dólares cada año, monto que
se elevó a un promedio de 2,500 millones de dólares “y este año esperamos sea
de 4,000 millones”.

Del 2017 al 2021, México recibió un promedio
de 3,015 millones de dólares anuales de Inversión Extranjera Directa en el
sector de autopartes y en el 2021 la cifra fue de 3,552 millones de dólares,
por lo que el avance a 4,000 millones de dólares implicaría un incremento de
12.6%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Leave a Reply

Your email address will not be published.