Durante un evento realizado con todas las medidas de
salud y seguridad, se explicó que en adición a las 91 tabletas se incluye la
remuneración de un año de trabajo a un profesional terapéutico especializado
para la ejecución y seguimiento de las terapias necesarias para los niños,
niñas y adolescentes con discapacidad que habitan en el centro.
 

“En momentos como los actuales es importante ser
solidarios, por lo que, al acercarnos a la dirección de este importante centro,
identificamos sus principales necesidades, siendo la continuidad de la
educación a distancia una de las principales, así como la gran necesidad de
continuar ofreciendo las terapias profesionales de forma ininterrumpida para la
población de chicos y chicas con condiciones especiales, expresó Ana
Figueiredo, CEO de Altice.

El acto de entrega de las donaciones fue realizado
en la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos en presencia de directivos, personal
docente, así como niños y niñas residentes en el hogar. Con esta tercera
entrega se completan las iniciativas de aporte social realizadas por Altice,
las cuales tienen a su vez el propósito de invitar a los y las dominicanas a
imaginar un futuro con optimismo y esperanza. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *