Rogelio Ramírez de la O, en la conferencia de
prensa del presidente
López Obrador del 2 de agosto. Foto: Presidencia de
México

Por Jorge Monroy

El secretario de Hacienda dijo que los
recursos que cuesta el Pacic se destinan a la seguridad alimentaria, a los
subsidios a la electricidad y la gasolina y a congelar las cuotas en
carreteras.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público
(SHCP) aseguró que a dos meses y medio de implementar el Paquete Contra la
Inflación y la Carestía (Pacic), cuyo costo de mantenimiento es de 574,874
millones de pesos, se ha estabilizado el precio de 24 productos de la canasta
básica, lo que también ha permitido que la inflación no supere el 10 por
ciento.

“Este paquete está cumpliendo muchas funciones,
y estos recursos que están utilizados en el paquete no tendrían un mejor uso
que utilizarlos aquí”, dijo el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O,
durante la conferencia matutina en Palacio Nacional del presidente Andrés
Manuel López Obrador.

“El paquete contra la inflación y la carestía
que firmamos con empresas del sector agroindustrial y del sector autoservicios,
que se adhirieron voluntariamente, tiene hoy dos meses y medio; lo firmamos el
4 de mayo y hasta ahorita ha tenido muy buen desempeño porque la canasta básica
de 24 productos se ha estabilizado en este periodo, en contraste con la canasta
del Índice de Precios al Consumidor”, abundó.

El secretario de Hacienda indicó que el costo
para el gobierno de mantener el Pacic es de 574,874 millones de pesos,
desglosados de la siguiente manera: 68,874 millones por seguridad alimentaria
(sembrando vida, fertilizantes, producción para el bienestar, abasto y
distribución de leche, entre otros); 73,000 millones por subsidio a la
electricidad doméstica; 430,000 millones por subsidio a la gasolina y 2,750
millones por congelamiento de cuotas en carreteras.

Sin este paquete la inflación habría sido 2.6
puntos porcentuales mayor a lo que hoy es de 8.16, por eso es por lo que hoy la
inflación de México está más baja que la de otros países, incluyendo Estados
Unidos”, argumentó el secretario de Hacienda.

Abundó que, sin este paquete y con ese
porcentaje de inflación, uno de los primeros efectos es que “habría caído
fuerte el consumo de los hogares, al caer el consumo cae el volumen de ventas,
cae el IVA, cae todo el movimiento económico, y al mismo tiempo el Banco de
México tendría que subir más la tasa de interés, y ahí aumenta el costo de la
deuda pública y el costo de las hipotecas, de las tarjetas de crédito y de la
deuda privada”.

Indicó que el Pacic ha permitido, además, que
se mantenga en 8,943 pesos el salario promedio mensual, lo que sin el paquete
contra la inflación hubiera sido de 7,900 pesos.

“Como estamos viendo buenos resultados con
este paquete, al mismo tiempo estamos viendo dónde necesitamos reforzarlo; los
compromisos son: no aumentar los costos de los energéticos en los términos que
están establecidos; acelerar la apertura a importaciones de básicos; limitar la
exportación de maíz blanco para tener una reserva estratégica en este producto;
asegurar acuerdos con Estados Unidos para tener más leche y fertilizantes;
regular las tarifas de interconexión ferroviaria para alimentos, insumos y fertilizantes
que están muy compactados por estas tarificas, y continuar dando el seguimiento
a la estabilidad de la canasta de 24 productos que está en el Pacic”, indicó.

El presidente dijo que “con estas medidas
garantizamos que haya control en el aumento de precios, que afortunadamente
tomamos decisiones a tiempo, y que fue acertado destinar un subsidio para que
no aumentara el precio de las gasolinas”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *