By Altagracia Ortiz               Hoy

La ocupación de camas covid-19, los
contagios, el número de muertes no reportadas por los hospitales y el
agotamiento del personal de salud son los más relevantes desafíos que tiene en
este momento el Gobierno Dominicano.

En el día de ayer el país tenía 473 pacientes
en cuidados intensivos, lo que es muy crítico para cualquier sistema. En
ventiladores había conectados 309 pacientes con covid-19 críticamente enfermos.

Asimismo, la positividad y las embarazadas
que se han contagiado, constituyen a la preocupación para los expertos en
sistemas de salud, en ese caso, dos vidas están en peligro.

Centros públicos y privados se han visto
precisados a triplicar el número de camas, pero igual, la demanda es tal que se
ocupan de inmediato. Tal es la ocupación de camas en clínicas y hospitales que
las críticas a la calidad de la atención “llueven” por parte de los familiares
de los pacientes con covid-19 o de los fallecidos a consecuencia de la
enfermedad.

La ocupación. Datos del sistema, dan cuenta
que el 52% de las camas que el país ha destinado a contagiados por la
enfermedad están ocupadas. El país tiene 2,656 camas y 1,385 están ocupadas. De
esa cantidad de camas en uso, la mayoría son privadas, 726, y 659 son del
sector público se puede verificar.

Muy crítico. La situación nacional de la
ocupación de camas es crítica, pero es más grave en el Gran Santo Domingo,
tanto en clínicas como en los hospitales de la red. La situación es más crítica
en la zona Metropolitana, la cual tiene 333 camas para cuidados intensivos y de
esas, 273 tenían pacientes graves ingresados, para un 82%.

En esta demarcación para cuidados intensivos
estaban ocupadas 151 camas públicas y 122 del sector privado. Tanto a nivel
general de las camas UCI como en el ámbito público y privado, el 82% de esas
camas estaban ocupadas, se puede verificar en la información en línea del
sistema que se actualiza cada día. En el Gran Santo Domingo el 70% de los
ventiladores están en uso, esto es el 70% del sector público y el 71% del
sector privado, se trata de pacientes gravemente enfermos.

Defunciones. Las muertes no registradas por
parte de las autoridades de Epidemiología constituyen un gran desafío, pues se
trata de la historia de una enfermedad, más cuando se trata de una pandemia de
tal magnitud. Autoridades admiten que nueva vez existe un atraso con el reporte
de defunciones por parte de los centros públicas y privados. Esta semana el
Informe con Alicia Ortega, reveló que de 159 defunciones reportadas a Salud
pública en 35 días, 51 pertenecen a 12 provincias fuera del Gran Santo Domingo,
ésta tendría 108 muertes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *